Testimonios de sacerdotes que administran unción de enfermos a enfermos por Covid

Portaluz nos muestra las experiencias de sacerdotes que han estado administrando la Unción de Enfermos a muchos pacientes por coronavirus, arriesgando su salud para que nadie quede desamparado.

El Padre Michael Trail, en Chicago, es uno de los que se han ofrecido voluntarios para atender a estos enfermos. «Aunque recibimos entrenamiento y equipo de la arquidiócesis cuando esto comenzó, siempre soy recibido en la puerta (de la instalación) por una enfermera o un asistente que me dice cómo ponerme el equipo», relató. «Mientras que antes tomaba las manos de la persona y rezaba con ella y la familia, ahora estoy solo, de pie, a distancia, con un protector facial».

«La experiencia ha sido muy poderosa», dice el Padre O’Donnell. «Ofrecer la unción de los enfermos me ha dado vida y me ha hecho sentir humilde. Cuando estoy allí, soy una de los pocos que ha podido visitar a esta persona».

El Padre Patrick Sherrard explica que «lo más triste de esto es que las familias se sienten desconectadas de sus seres queridos que están muriendo. Por ello me propuse llamar a las familias de los moribundos después de mis visitas y darles una actualización. Los llamo, les explico lo que hice y que estaba rezando por ellos. Las familias se muestran muy agradecidas de que sus seres queridos hayan recibido los sacramentos».

Puedes leer más testimonios en Portaluz