De la mano de la Virgen continuamos por la vida con alegría. Celebramos hoy la fiesta de la Ascensión, la partida de Jesús a la Casa definitiva.

En el evangelio de san Mateo le dice a los apóstoles «id pues y predicad el evangelios a todos, en el nobre del Padre, del Hijo y des Espíritu Santo…»  Esto nos sugiere varios interrogantes ¿Cómo llegar a todos? ¿Cómo saber lo que nos ha enseñado? ¿Qué quiere decir que estará con nosotros hasta el fin de los tiempos?

Meditación de D. Cristóbal Peña Espina (sacerdote)

 

Artículo anteriorRosa Pich, paradigma de lucha ante la adversidad
Artículo siguiente¿Sabes cómo actúa el Espíritu Santo?