Diácono @jesus.llopis

Hoy leemos los últimos versículos del evangelio de Mateo. Antes de subir al Cielo, el Señor nos da sus dos últimos mensajes: no nos abandona y nos encarga una misión.
Una misión que es para ti y para mí. Para todos. ¿Nos ponemos manos a la obra?

Artículo anterior¿Sabes cómo actúa el Espíritu Santo?
Artículo siguienteLa debilidad que Dios le ha regalado a Myriam Pareja