Una posible solución para las parroquias

La parroquia de Santa Bárbara de Pavas en Costa Rica, con ayuda de los fieles, construyó mamparas acrílicas para ofrecer la Sagrada Comunión y la Confesión cuando se reanuden las Misas con asistencia de los fieles, según publica de Aciprensa.

El P. Gerardo León, actual párroco, comentó que la idea nació al ver una iniciativa similar en una iglesia en Alemania. A partir de esta propuesta y gracias a colaboradores, se pudieron hacer estas mamparas para prevenir contagios con el covid-19.

Las mamparas destinadas a la distribución de la Comunión “tienen una abertura en la parte baja, con la intención de que los fieles reciban con sus manos el Cuerpo de Cristo por ahí.

Además han tenido otra ocurrencia muy original y bonita. Para preservar la distancia de seguridad que tiene que haber en los bancos, en cada hueco que no pueden ser ocupado se reservará a un santo concreto. Así los asistentes pueden decir: “que celebran la Eucaristía al lado de un santo”, ha afirmado el párroco.

Si quieres leer el artículo completo, puedes hacerlo en Aciprensa