Para muchos jóvenes, Juan Pablo II es ya un santo antiguo. Sin embargo, su mensaje de juventud y de esperanza sigue resonando en un mundo cada vez más confuso y más lleno de zozobra. Lo dijo desde la Misa de inauguración de su pontificado: «Vosotros sois la esperanza de la Iglesia y del mundo; vosotros sois mi esperanza». Una esperanza que nace del encuentro personal con Jesucristo, que sigue siendo, aún hoy, el Camino, y la Verdad y la plenitud de la Vida.

Publicado por la Parroquia La Gavia del Ensanche de Vallecas

Artículo anteriorVídeo mensaje del Papa Francisco por el centenario de Juan Pablo II
Artículo siguienteSanta María, Madre de Dios y Madre mía