Los lenguajes del amor

El amor hay que trabajarlo, no cuesta mantener las mariposas cuando están, pero estas acaban desapareciendo. Mantener el amor vivo implica trabajo, para ello tiene que conocer cuales son los lenguajes del amor.

Existen 5 lenguajes, son muy importantes para que la relación mejor sustancialmente, cada persona tiende a expresar su amor y prefiere recibirlo de manera distinta.

  1. Palabras de afirmación

Decir o escuchar palabras para reafirmar a la otra persona (Ejemplos: te quiero, que guapa, gracias por ser como eres, etc).

2. Actos de servicio

Ser servicial, es decir, hacer favores sin esperar nada a cambio y con una sonrisa (Ejemplos: cocinar, mover cosas pesadas, recoger en coche, etc).

3. Tiempo de calidad

No es estar juntos con el móvil, es estar sentados escuchando al otro, lo demás en ese momento no tiene importancia.

4. Regalos y detalles

Recibir o dar regalos porque para el otro el mensaje es “estaba pensando en ti” (Ej: un mensaje, un souvenir de un viaje, flores, etc)

5. Contacto físico

No es sobar al otro, eso es más propio de animales, son las caricias, besos, dar la mano, abrazos, miradas, etc.

Ahora te toca descubrir el tuyo y el de enfrente…pero ¿Cómo?

Para empezar, es necesario observar tu propio comportamiento, esto es, como expresas tu amor a los demás, y hay que tener en cuenta que casi nunca coinciden los lenguajes de amor. Conocerte a ti mismo.

También nos tenemos que preguntar de vez en cuando de qué nos solemos quejar. Te quejas de que no te ayuda, o de que no pasáis tiempo juntos, si te quejas de que se ha ido sin hacer nada, de que nunca te ha dicho nada bonito…, pregúntate qué pides con más frecuencia ¿Qué reclamas?¿Qué echas de menos?

¿Por qué descubrir esto es tan fundamental?

Lo importante es que tengamos claro que cada uno se siente querido de una forma. El fin de conocer tu lenguaje y conocer el del otro es para que cada uno conozca como se siente querido el otro, para así poder esforzarnos o agradar al otro en la forma que él se siente querido.