Helena Expósito es una postulante de las HH Salesianas del Sagrado Corazón, en Murcia. En este trocito de entrevista explica muy bien cómo es su relación con Dios.

Cuando respondes a tu vocación a la vida religiosa, puedes pensar que tienes que ser perfecta, y esos no es así porque Dios abraza tu fragilidad…

Demos gracias a Dios por esta nueva vocación y vamos a rezar también por ella y para que haya muchas más.

Artículo anteriorEn la UCI imagino que todos son Jesús. Sara Palmés
Artículo siguiente¿Nada es nuevo o todo es nuevo?