Muchos quieren volver a Misa y para eso quieren ponerse a disposición de los Obispos españoles para poder abrirse las iglesias y que se pueda celebrar la Eucaristía.

Son conscientes de la actual situación y por eso están dispuestos a ayudar para que con las medidas de seguridad previstas se pueda celebrar la Santa Misa.

 

Artículo anteriorFamilia Gómez Samblas y su generosidad adoptando niños con necesidades especiales
Artículo siguiente«Intento que a través de mí se vea a Jesús». Testimonio de Cristina Matile