La policía irrumpe en una iglesia italiana durante un funeral

Un anciano sacerdote italiano ha sido multado mientras celebraba la Santa Misa porque había «demasiadas personas» en el templo.

Memes Católicos se ha hecho eco de esta noticia y nos explica cómo los policías entraron a la iglesia en la aldea de Gallignano, donde se estaba celebrando un funeral por una de las víctimas de Covid-19, encontraron al sacerdote, seis asistentes (un diácono, un organista y monaguillos) y entre los bancos, «bien espaciados, completos con máscara y guantes», dice el arcipreste, otras seis personas.

La diócesis de Cremona, a la que pertenece esta parroquia, ha emitido un comunicado en el que explica que «si bien es consciente del sufrimiento íntimo y la profunda incomodidad de muchos sacerdotes y fieles por la privación forzada y prolongada de la Eucaristía, no puede dejar de enfatizar que el comportamiento del párroco está en contradicción con las normas civiles y las indicaciones canónicas que durante varias semanas han estado afectando la vida litúrgica y sacramental de la Iglesia en Italia y la Iglesia de Cremonese».