Si no lo veo, no lo creo – [Podcast J. Llopis]

Diácono @jesus.llopis

Hoy nos encontramos con el Evangelio del incrédulo Tomas, aquél que dijo algo así como que “si no lo veo, no lo creo”.

Jesús, con su infinita paciencia, se le aparece a los 8 días para hacer que crea. Hoy, a través del Evangelio, se nos aparece a cada uno de nosotros para mostrarnos también sus llagas, sus llagas de amor y de Misericordia. ¿Estas dispuesto, como Tomás, a decir aquello de “Señor mío y Dios mío”?