Calentando motores para una buena confesión cuando nos suelten del confinamiento

Han pasado semanas sin poder salir de casa y hay muchas cosas que limpiar. Necesitamos el alimento del Sacramento de la Confesión.

Jesucristo ya sabe que quieres seguir sus pasos y arrepentirte de tantos descaminos. Ahora desde casa, pídele perdón de CORAZÓN. Verás que cambiazo.

La gran mirada de amor de Dios se concentra en el Sacramento de la Confesión.

Publicado por Crecer para adentro en su canal de Youtube