Fidel Gómez, seminarista de Cuenca, nos cuenta como está viviendo su experiencia de confinamiento, ojalá nos ayude a ver en medio de estos días a CRISTO presente entre nosotros. No caminamos solos, Jesús camina a nuestro lado.

Nos anima y reza por todos nosotros y nos invita que sea un tiempo de entrega a los demás porque ahí está la felicidad y ahí está Jesús.

Publicado en el canal de Youtube de Sogima Grupo Parroquial

 

Artículo anteriorUna reflexión sobre la irrupción de la policía en la Catedral de Granada
Artículo siguiente«El mismo sitio, las mismas cosas». Tim Gautreaux