¿Qué sentido tiene esperar hasta el matrimonio?

-No, yo es que nunca me he acostado con mi novio

– ¿Estás de broma no? Pensaba que en el mundo no quedaba gente así…

Si alguna vez te han hecho esta pregunta o eres tú quien pregunta, estate atento. La cabezonería de esta sociedad al querer que las cosas sean en función de cómo las tengo en la cabeza, o de lo que me pida el cuerpo, está haciendo infelices a muchas personas. Creemos que el pasarlo bien, cuando me dé la gana, con quien me dé la gana, de la forma que me dé la gana, no tiene efectos secundarios, lo cual está haciendo que mucha gente tenga sus vidas llenas de vacío. Este fue mi tercer capítulo en el proyecto de #DomingosdeNoviazgo en mi perfil @teregl99

¿Quieres entender que sentido tiene la espera hasta el matrimonio? ¡¡Sigue leyendo!!

  1. BUSCA UN AMOR VERDADERO

¨Somos seres sexuados y la sexualidad, para que sea plena, implica a toda nuestra persona y no solo a los órganos genitales. En cada relación sexual dejamos parte de nosotros en la otra persona, aunque no siempre seamos conscientes de ellos. La sociedad nos trasmite que somos libres de hacer lo que queremos con quien queramos, porque el preservativo todo lo soluciona, pero no¨.

Muchos confunden el amor con el deseo, el deseo de tener relaciones es normal y no hay nada mala en ello, pero el deseo no es sinónimo de amor. La presencia de amor en esas primeras relaciones es necesaria, de lo contrario surgirá el sufrimiento por alguna de las dos partes y podría sentirse “utilizada para su placer”. Ese amor verdadero supone conocimiento, trato y respeto…y compromiso para toda la vida.

  1. ES UN ACTO DE AMOR ANTICIPADO

¨La espera al matrimonio en si es un acto de amor hacia esa persona con la que puedes acabar compartiendo tu vida, aunque no la conozcas todavía. Cuando esa entrega a la persona amada por primera vez, no solamente le está entregando su persona entera en esa relación sexual concreta, sino que, de hecho, se ofrece de forma implícita el don de la exclusividad, el don de la espera, el don de las dificultades y paciencia que ha tenido en el pasado conseguirlo¨.

La espera se puede considerar, por lo tanto, como un acto de amor anticipado que se hace realidad o concreto en el momento en que uno se entrega por primera vez a la persona amada, hay quien da poco o ningún valor a la exclusividad como don especial.

  1. BUSCA EL BIEN DEL OTRO

Decía Aristóteles que amar es querer el bien del otro; si no quiere dejar de tener relaciones ¿te está buscando a ti o se está buscando en él? ¿Se siente con derecho a tenerlas? ¿Quién le ha dado ese derecho? Hemos quedado en que os estáis conociendo para ver si podéis hacer un proyecto de vida humano en común. ¿Entonces? ¿Cómo es que lo pide todo, hasta lo más íntimo que una persona puede dar?

@teregl99
  1. TRUCO PARA CONSEGUIRLO: HABLAR Y HABLAR

Para que la espera tenga éxito, es imprescindible que los novios HABLEN de ello explícitamente y pongan de acuerdo como lo van a llevar a la práctica para que esa espera sea apasionante e ilusionante, cada pareja tendrá que concretar lo que más le sirva.

METÁFORA DE VIDA

Esta espera de la que hablamos es como cualquier otra, esperar al matrimonio posee una trascendencia, pero el proceso es como cuando esperamos a cualquier otra, lo quiero explicar con un ejemplo:

Una pareja decide ir a una montaña rusa, y justo antes de montar, se produce una avería y el personal del parque comunica que habrá que esperar una hora para que se pueda arreglar, los novios están indecisos, porque sólo tienen un día para disfrutar del mayor número de atracciones posibles del parque, pero, al ser esta atracción de las más conocidas de la región, deciden esperar.

La espera es larga, son las 4 de la tarde en pleno verano, mucha gente, sentados en el suelo, etc. Pero mientras esperan, el chaval saca una chocolatina, siendo esta la última que le queda, pero decide tener un gesto de cariño con su novia y se la regala, hablaron y hablaron sobre sus vidas, familias y aficiones.

Afortunadamente la avería pudo solucionarse y pueden pasar y, viéndolo en sus caras, han disfrutado 5 veces más que montándose sin cola, y es que, vivir la espera, mereció y mucho, la pena.

CONCLUSIÓN

Para terminar, creo que el placer es momentáneo, pero ¿y la felicidad? La felicidad de haber esperado al matrimonio es para siempre, Virgen María cuida de estos luchadores, no cabe duda de que vale la pena y ¡la ALEGRÍA!.

Para este tema he sacado ideas de dos libros muy muy recomendables: ¨El valor de la Espera¨y ¨El conocimiento del Otro¨.