Otro asalto a otra iglesia

Hace unos días veíamos cómo la celebración eucarística del Viernes Santo por el Arzobispo de Granada era interrumpida por la policía obligando a los asistentes a abandonar el templo. Podéis recordarlo en este enlace

Hoy se repite la misma historia, pero en la parroquia de los Santos Juan y Pablo en San Fernando de Henares (Diócesis de Alcalá). Según publica Infocatólica, el párroco ha relatado los hechos en redes sociales:

«Acaban de hacerme lo mismo que al obispado de Granada.

Dos agentes de la Policía Nacional han entrado en la Iglesia en Misa»… «y nos han invitado a desalojarlo o nos sancionaban. Éramos solo 5 feligreses y el cura, por lo que se cumplían las distancias de seguridad sobradamente.

Por más que les he mostrado lo que dice el artículo 11 del Decreto de Alarma, y los feligreses han mostrado todos el papel del obispado que nos invitaron a repartir como salvoconducto hacia la policía, me han dicho que si no suspendía la Misa, nos sancionaban

Dicen que han acudido por un requerimiento. Vamos, que un vecino ha denunciado. 

He hecho como el obispo de Granada. Les he dado la comunión y a casa.

Tras hablar esta noche con el obispado, me han dado la siguiente respuesta:

Mañana que celebre con normalidad pero que no deje la puertas abiertas de par en par ni las lucen que dan a la calle encendidas. También quitar las campanas que anuncian la Misa.

Explicar a los feligreses que la puerta estará siempre «cerrada» aunque sin llave, para que puedan pasar y la vuelvan a dejar cerrada. 

La Policía no puede entrar en un tiempo ni paralizar una Misa sin un requerimiento judicial firmado. Hoy hay cometido allanamiento de morada…»

Puedes leer la información completa en Infocatólica