Mater Mundi nos ofrece la charla de la Madre Verónica Berzosa, fundadora de Iesu Commnio, sobre la conferencia cuaresmal con ocasión del año san Ireneo 2020.

La Gloria de Dios es el hombre viviente. Esta frase de San Ireneo se refiere la comunión con la Jerusalén Celeste, la Comunión de los Santos.

La vida se comprende desde la meta. Hemos sido creados para una plenitud inimaginable. Nuestra meta es Cristo, ver a Dios Padre. Un Dios Trino que se hace mendigo de nuestro deseo de felicidad.

 

Artículo anteriorEsto has hecho Tú por mí, y yo ¿qué he hecho por Ti?
Artículo siguienteEl Obispo de Jaén pide a los sacerdotes que donen su sueldo a Cáritas