El Obispo de Jaén pide a los sacerdotes que donen su sueldo a Cáritas

El Obispo de Jaén, D. Amadeo Rodríguez Magro, en la Misa Crismal que celebró el Martes Santo dijo una homilía muy bonita, en la que destacó cómo «la situación obligada y necesaria de confinamiento en la que todos estamos, está poniendo a prueba la capacidad de todos para sacar lo mejor de nosotros mismos y ponerlo al servicio de los demás. Es maravilloso ver cómo se multiplican las iniciativas solidarias para ayudarnos unos a otros material y moralmente».

«la capacidad de sacrificio, la entrega generosa, el amor al prójimo, el respeto a la vida de todos, la ternura y la alegría por el bien ajeno, la compasión son constantes de la conducta de todos los ciudadanos, aunque destaquen los que de un modo más profesional tiene que enfrentarse al virus».

«Yo quisiera hoy destacar, con un afecto especial, porque soy además el más indicado para hacerlo y porque sé que me encontraré la comprensión y la aceptación de todos, la gran labor de nuestros sacerdotes. Naturalmente, cumplen como todos, la responsabilidad de aislarse, para no poner en riesgo su vida y la de los demás. Pero, como sabéis muy bien, están siempre disponibles a ofreceros lo que necesitéis».

Tras la bendición, Don Amadeo ha invitado a todos los sacerdotes diocesanos a que tengan un gesto de generosidad con las victimas sociales de esta pandemia, donando su sueldo de un mes a Cáritas, como él mismo ya ha hecho, para contribuir, así, en el alivio de los más pobres y necesitados.

Si quieres, puedes leer la homilía completa en la Diócesis de Jaén y en Onda Cero