Cómo vive el confinamiento una familia con cinco hijos

La familia Sánchez Jiménez es otras de las tantas familias confinadas en España. Pablo e Irene y sus cinco hijos viven recluidos en su casa con una organización en la que todos participan de las tareas. ABC ha publicado su testimonio.

«El trabajo en equipo para labores domésticas es clave, y mantener el sentido del humor fundamental, aquí jugamos todos de titulares. Desde el principio vimos que iba para dos meses y nos marcamos un horario: nos seguimos levantando pronto, repartimos la limpieza, la plancha… Si no es por eso, esto no sale adelante. La buena convivencia es fundamental», explica Pablo, el padre de familia.

«Intentamos cuidar los pequeños detalles y no dar importancia a los roces, aquí es donde la sensibilidad de Elena es clave, nada como la mano izquierda de una madre. La situación está provocando la posibilidad de tener largas charlas largas en familia. Además, creo que el mejor aprendizaje es la responsabilidad el respeto, la comprensión y por encima de todo, la escucha activa».

Como es lógico, no siembre va todo como la seda y Pablo reconoce: «Es verdad que el otro día, después de dos semanas de incertidumbre, había menos capacidad de comprensión -reconoce este padre de familia-, aparecieron gritos, aburrimiento, tensión… No supe controlarlo. Intenté juegos, diálogo, desastre total, ¡estallé!. Toca trabajar aún más la paciencia…».

Pablo concluye que todo esto es «una excelente oportunidad para las familias, para humanizarnos, empatizar, comprender, dejar los egos y caprichos… Creo que vino el #covid19 para hacernos más humanos, empáticos, para ahora sí, creer que la salud es lo más importante y ponernos todos en el lugar del otro. Ahora, hemos recuperado nuestro hecho diferencial que tenemos alma y corazón».

Te recomiendo que entres en ABC para conocer mejor a esta familia y como se organizan. Es muy divertido y no les falta el sentido del humor