Pasarán los días grises

No temas cuando a veces reine la oscuridad,

preparemos nuestro paso al sol con confianza.

No temas y pon a tus días templanza,

todo es pasajero, luchemos en la adversidad.

Hoy te he visto un día más en la ventana,

has puesto en tu aplauso tu corazón,

hoy has puesto la esperanza en el mañana,

has regalado un hueco a la oración.

No importa si ahora no podemos abrazarnos,

volveremos a juntarnos y besarnos,

volveremos celebrando haber triunfado,

no temas, pues con Él, todo estará controlado.

A veces se nos hace complicado,

tener la libertad muy limitada,

pensemos la oportunidad que nos han dado,

hagamos de la paz nuestra aliada.

Y en medio hay un virus que ha atacado,

Y en medio,  humanidad que ha destacado,

gritemos hacia el mundo que podemos,

gritemos que unidos venceremos.

Hagamos un favor quedándonos en casa,

hagamos un favor, que el tiempo pasa.

Sumemos nuestras ganas de poder,

el éxito llegaremos a ver.

Si te sientes triste un día,

acércate a Dios, pide alegría.

Si te sientes solo un día,

pide que te abrace la Virgen María.

Si necesitas consuelo y cariño,

cobija tu corazón en el niño.

Acuérdate de mis palabras de aliento,

sonríe mientras me lees, ponte contento.

Mañana podré abrazarte fuerte,

mañana, podré acercarme a verte.

Mientras, aférrate a tu Dios, que no deja de quererte.

Pasarán estos días grises.

Volveremos a la carga felices.

Natalia Martínez Mantero