Canción de María Ocaña Seseña, residente del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, dedicada a todos los sanitarios que, como héroes, están haciendo frente a esta pandemia, especialmente a sus compañeros.

Intagram: @sese195

 

 

Artículo anteriorEsto no es el Apocalipsis. Padre Fortea
Artículo siguienteTexto de la consagración de España y Portugal a los Sagrados Corazones de Jesús y María