Las capuchinas de Barbastro hacen mascarillas para el hospital

Las hermanas capuchinas de Barbastro recibieron un encargo especial y completamente nuevo para ellas: hacer mascarillas para el hospital de Barbastro.

Como leemos en el Diario del Alto Aragón,  Florence, que tiene 35 años y es la abadesa, está entre las tres jóvenes keniatas que completan la comunidad con tres «hermanas mayores», Ester Goicoechandía que tiene cerca de 90 años, Josefina y Mercedes con más de 80 años llevan casi toda la vida en el convento. «Es la primera vez que hacemos mascarillas pero desde el Hospital nos dieron instrucciones y hemos mirado mucho en Internet así que dedicamos parte de la jornada para esta tarea y en lo que pueden nos ayudan, las tres hermanas mayores, su presencia y los ánimos ya serían suficientes pero nos acompañan de forma constante» explicó la abadesa Florence.

Habitualmente, como contemplativas, se dedican a orar, las tareas del convento y a elaborar dulces para venderlos. «En esta situación apurada por la crisis del coronavirus apoyamos en la medida de nuestras posibilidades, como todo el mundo y por supuesto, de forma altruista, es lo que podemos aportar desde el convento», explica la abadesa

Demos gracias a Dios por el servicio que presta esta comunidad y otras, de forma desinteresada.

Puedes ampliar esta información el Diario del Alto Aragón