Rebecca, fruto de una violación: «¿Merezco la pena de muerte?»

Rebecca Kiesslinges tiene una historia durísima. Fruto de una violación, su madre la dio en adopción. A los 18 años quiso saber quién era su madre biológica. Hoy es activista provida. Ella misma ha escrito en sus redes sociales: “Mi crimen fue ser concebida por violación, la próxima vez que escuches a la gente de hablar de excepciones a la prohibición del aborto, piensa en mí, yo soy la excepción, ¿merezco la pena de muerte?

Cope le ha entrevistado y ha relatado cómo encontró a su madre, la cuál le escribió una carta previa al encuentro en la que le explicó que fue violada por su abuelo. “Me dijo que en dos ocasiones intentó llevarlo a cabo (el aborto), y es lo más parecido en mi vida de una experiencia cercana a la muerte”, narra emocionada Rebecca Kiessling, ahora fundadora de la asociación SaveThe1, que ayuda a personas que nacen fruto de violaciones. “Yo soy una persona tan digna de vivir y ser amada como cualquier otra”, asegura emocionada a Cristina López Schlichting.

Puedes leer más sobre esta tremenda historia en Cope