¿Cómo podemos orar sin cesar?

Camino Católico nos ofrece el testimonio de Conchi Vaquero Callejas, casada y madre de dos hijos, miembro de la Comunidad Familia, Evangelio y Vida, nos interpela con profundidad a orar todo el día, siempre y en todo lugar.

San Pablo después de su conversión hizo de su vida una oración constante. El apóstol invita a todos a orar sin cesar y aunque parece algo reservado a personas excepcionales debiera formar parte de la vida cotidiana de todos los cristianos. ¿Cómo puedo orar sin cesar? ¿Significa eso renunciar a mis actividades normales? ¿Puedo orar mientras trabajo o hablando con un amigo? A esas preguntas responde esta enseñanza.