Según una publicación de La Nueva España, el jueves pasado cuatro chicas profanaron una iglesia en La Felguera (Asturias).

Las cámaras de seguridad registraron los hechos: cuatro chicas entraron, quemaron el mantel del altar y algunos libros litúrgicos, encendieron velas, y robaron dos micrófonos.

Una administrativo de la parroquia y fue la primera que se encontró con los destrozos y cual fue su sorpresa cuando al visionar las grabaciones identificó perfectamente a las chicas porque habían estado por la mañana en la Iglesia, supuestamente de visita.

En base a dichas grabaciones, la empleada ha explicado que «no había un ánimo de robar. Una de las chicas estaba hablando por el micrófono, se sentaban encima del altar y en un momento de la grabación también se les ve bailando, como burlándose. Es una profanación, de venir a hacer daño y a ofender a los cristianos»

Os invitamos a hacer un acto de desagravio como reparación y para que nos produzcan más hechos similares.

Puedes leer la información completa en La Nueva España

Artículo anteriorFOMO y relaciones sexuales
Artículo siguienteEncontré mi vocación por Twitter