20 años después de la matanza de Ruanda, el presidente de la ONU se cuestionaba: pudimos y debimos hacer más.

¿Diremos dentro de unos años, también nosotros, que pudimos y debimos hacer más?
La cuaresma, camino de conversión, personal y social.

Artículo anteriorLo que puede hacer una sotana y un alzacuellos
Artículo siguiente¿Tú también eres un poco Simba?