«Yo no abandono a Dios ni un sólo momento del día». Rita Irasema Aragón

La Otra Crónica del diario El Mundo publica un artículo sobre Rita Irasema, hermana del conocidísimo Emilio Aragón, que un día decidió abandonar el mundo de la televisión y dedicarse, entre otras cosas, a Dios y a la Virgen.

Desde muy pequeña vivió el mundo del circo con su padre Miliki, sus tíos y demás familia. En su juventud hizo numerosos programas de televisión en España, con gran éxito. Felizmente casada y con tres hijos, tuvo una etapa en la que tenía un vacío interior que no sabía llenar. «Sentía un vacío espiritual. A mí me iba muy bien en la vida. Pero desde que tenía unos 15 años siempre fui muy infeliz por un vacío muy grande. Hasta que no pude más yla Virgen me respondió. Poco a poco, el Señor me fue dando algunos detalles y signos, personas que me hablaban de la alegría de ser cristianos. Más tarde, en 2004, fui a Medjugorje  y allí te das cuenta. Recibes la sabiduría necesaria para tomar conciencia de que hay algo muy grande»

Cuando cambió su vida: decidió alejarse de los medios y destinar su tiempo a Dios, la Virgen y la confesión. «Yo no abandono al Señor ni un solo momento del día. No le dejo solo porque a él le gusta mucho estar con nosotros», contó en una de sus últimas entrevistas.

Puedes leer el artículo completo en La Otra Crónica del diario El Mundo