El camino del amor parte de las Bienaventuranzas. El Papa Francisco lo señaló en su exhortación apostólica sobre la santidad.

El Catecismo de la Iglesia Católica nos enseña que “las bienaventuranzas” están en el centro de la predicación de Jesús. Con ellas Jesús recoge las promesas hechas al pueblo elegido desde Abraham; pero las perfecciona ordenándolas no sólo a la posesión de una tierra, sino al Reino de los cielos.

 

Artículo anterior¿Te gusta el pelo de tu amiga más que el tuyo? ¡Abre los ojos!
Artículo siguiente¿Qué ves en la gente que te rodea?