Sor Gerard lleva 30 años auxilando a presas condenadas a muerte

Sor Gerard Fernández es una religiosa que lleva 30 años acompañando a mujeres que se encuentran en el corredor de la muerte esperando a ser ejecutadas. Aciprensa nos ha contado su historia.

Todo comenzó cuando condenaron a una antigua alumna de su colegio por haber matado a dos niños. A pesar del atroz asesinato pensó tenía que visitarla. Lo estuvo haciendo durante años, hablaban y rezaban juntas. Y Catherine quiso que la hermana le acompañara en su último momento de vida.

Cada persona vale más que lo peor que ha hecho. No importan los pecados cometidos”, aseguró la religiosa.

Desde entonces ha seguido tratando a otras reclusas condenadas a muerte. Acompañarles en ese tiempo es, según declaró, parte de su vocación. “Los condenados a muerte necesitan mucho apoyo mental, espiritual y emocional”, aseguró. “Querría ayudarles a que entendieran que con perdón y sanación, pueden ir a un lugar mejor”.

Puedes leer este testimonio completo en Aciprensa