El rapero Eric Ponce escapó de la violencia y ahora ayuda a jóvenes en riesgo

«Un error no dice quién eres. No dejes que te etiquete». Este es el mensaje de Eric Ponce, de 32 años de Ciudad Juárez, quien combina su pasión por la música rap y la escritura con su trabajo para niños en riesgo. Misiones Salesianas nos cuenta su historia.

Creció en un hogar en el que sus padres estaban ausentes. Aunque era buen estudiante, asistía a fiestas donde corría el alcohol y las drogas, fue etiquetado de «drogadicto» o «burro» y acabó abandonando los estudios. Pronto entró a formar parte de una pandilla con pistola en mano y marihuana. Cuando en 2009 mataron a 6 primos, un cuñado y a su mejor amigo, decidió huir de esa vida.

En casa no eran religiosos, y sólo tenían un cuadro del Sagrado Corazón de Jesús ante el que rezaban cuando sus padres se peleaban. “Nos lo pedía nuestra abuela y funcionaba, porque dejaban de discutir”. Desde pequeño empezó a frecuentar uno de los oratorios salesianos en Ciudad Juárez, ahora se dedica al rap. En una ocasión, un salesiano le pidió en una misa que improvisara el Padrenuestro en forma de rap y fue un éxito.

“Tuve que deconstruir mi vida para comprender todo lo que me rodea y comprender los errores, pero también las oportunidades que tenía frente a mí. Ahora sé que no puedo parar y quiero seguir ayudando a otros «, dice Eric.

Puedes leer la historia de Eric completa en Misiones Salesianas