El primer presidente americano en una marcha provida

Washington celebró hace unos días su marcha anual por la vida que se ha convertido en la más multitudinaria del mundo. Algunos presidentes del país la han apoyado, pero Trump ha ha dado un paso más y ha asistido. Ninguno lo había hecho hasta ahora. Autono.net se ha hecho eco de esta noticia.

En su discurso dijo: «Estamos aquí por una razón muy simple: para defender el derecho de cada niño, nacido y no nacido, a alcanzar su potencial dado por Dios». La mayoría de los asistentes eran jóvenes y Trump alabó el compromiso de esta generación con la vida.

«Todos los que estamos aquí hoy entendemos una verdad eterna: cada niño es un regalo precioso y sagrado de Dios. Juntos, debemos proteger, apreciar y defender la dignidad y la santidad de toda vida humana. Cuando vemos la imagen de un bebé en el útero, vislumbramos la majestad de la creación de Dios. Cuando tenemos a un recién nacido en nuestros brazos, sabemos el amor sin fin que cada niño trae a una familia. Cuando vemos crecer a un niño, vemos el esplendor que irradia cada alma humana. Una vida cambia el mundo».

Te recomiendo que leas más sobre este discurso tan bonito como inusual en un presidente en auntono.net