Un selfie de lujo

En un maravilloso artículo, que firma Ricardo Ruiz de la Serna para Alfa y Omega, describe las tierras burgalesas. Burgos, la cabeza de Castilla, la sede de la corona y la primera en la voz –nadie hablaba antes que ella en las Cortes del reino– y en la fe. Tierra de catedrales y del Cid.

Entre los distintos pueblos destaca Belorado. «El pueblo tiene plaza mayor, iglesias, ermita, un museo de la radio y un convento de clarisas que se fundó en 1358 santa Clara de Asís.  Desde hace siglos, a determinadas horas, desde estos montes llega un rumor especial al cielo. Son las monjas orando. No se han apartado del mundo ni de la humanidad. Al contrario: los han abrazado en toda su belleza y con todo su dolor».

«En estos días, estas clarisas han venido a mostrar a Madrid Fusión cómo se prepara el chocolate que anticipa el Paraíso y lo han llenado todo de la alegría, la sencillez y el arte de las cosas bien hechas. Den, pues, gracias a la Providencia, que nos ha enviado a estas monjas para dulcificar con azúcar, leche y cacao nuestra travesía por este valle de lágrimas». ¿Se puede explicar de forma más bella?

Para suerte del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, en la visita que ha hecho a esta feria, se ha podido hacer un selfi con estas clarisas. «Uno no se saca fotos todos los días con gente que, a fuerza de trabajo y oración, reza por el mundo al tiempo que lo endulza».

Te recomiendo que leas el artículo completo en Alfa y Omega