Cáritas de Cullera y Cope ponen en marcha un proyecto único

Cáritas de Cullera (Valencia) ha puesto en marcha un proyecto revolucionario muy bonito en el que también está implicado Cope. Se trata de un proyecto que quiere ayudar a los más necesitados pero de una forma más fácil y de alguna manera dignificar el proceso de la ayuda.

Marí sale de casa para hacer su compra. Entra en el supermercado, donde es atendida con cariño, elige lo que necesita y paga su comida en efectivo o con tarjeta de crédito. Marí es voluntaria de Cáritas

María lleva toda la vida colaborando con Cáritas, casi lo ha heredado de sus padres. Casada y con dos hijos, conoce la alegría tan grande que vive el que ayuda a los demás.

Manuel, con 51 años, vive en Cullera y se ha quedado sin trabajo, no tenía nada y tuvo que pedir ayuda a Cáritas para poder comer.

El proyecto revolucionario del que hablamos nos lo explican muy bien ellos en el vídeo. «Primero dabamos una bolsa de comida», cuenta Marí, «y en la bolsa poníamos lo que nosotros considerábamos que podía estar bien». Pero dieron un paso más allá y decidieron abrir un economato y «esto ya supuso un cambio». Las personas que lo necesitaran acudían a la parroquia y en un lugar habilitado, habían montado una pequeña ‘tienda’ para que «por lo menos puedan escoger».

La idea era recoger dinero con unas huchas y, «en vez de darles alimentos, o que vengan a comprar al economato, les damos una tarjeta con la que pueden ir a comprar como cualquiera de nosotros«, relata Marí. De esta forma, «ellos pueden escoger qué quieren comprarse».

Un proyecto que quiere dar importancia no solo al objetivo noble que persigue: que todo el mundo pueda comer; sino que también quiere dignificar la manera de llevarlo a cabo.

Puedes conocer más sobre este proyecto entrando en Cope