Tengo sed de ti

Os dejamos aquí una canción preciosa, una oración hecha canción que la podéis llevar ante el Sagrario, la podéis rezar antes de dormir o en cualquier momento que creáis oportuno. Compartid la sed de Dios, dale de beber con tu vida. Esto es lo que el Señor te dice a ti, aquí y ahora. CorrespóndeLe como se merece.

Mira que estoy a la puerta y llamo,
estoy a la puerta de tu corazón de día y de noche.
Te conozco como la palma de mi mano,
conozco tus heridas, Yo las llevé antes que tú,
y conozco sobre todo tu necesidad de amor.

Ábrete a Mí, ven a Mí,
ten sed de Mí, dame tu vida.
Confía en Mí, pídeme que entre,
que tome tu ser y lo haré.
Te prometo ante mi Padre que haré milagros contigo.

Tengo sed, tengo sed de amarte y de que me ames.
¿Tienes sed?, te amo como nunca imaginaste.
Tengo sed, tengo sed de amarte y de que me ames,
no hay nadie para Mí más importante.

Toda tu vida he deseado tu amor
y tú te olvidas de Mí, te olvidas de Mí.
Busco a cada momento tu corazón,
¿te es difícil creer esto?, entonces mira la cruz,
mira mi corazón traspasado por ti.

Ven a Mí, ven con tu deseo de ser amada,
ven a Mí, ábreme tu corazón ahora mismo más que antes.
Mírame que estoy a la puerta y llamo,
ábreme porque tengo sed de ti. 

https://iesucommunio.com/tengo-sed/: Para escucharla entera.