El corazón es el centro de nuestras decisiones. El corazón del hombre es muy importante porque es de de surge el amor. Coordina nuestra voluntad, nuestros sentimientos y nuestra inteligencia. Gracias a una fuerza que une a las tres que es el amor.

El amor no nace ni de los sentimientos, ni de la inteligencia ni de la voluntad, sino del corazón.

Artículo anteriorNuestros hijos
Artículo siguienteNos quieren imponer una moral de Estado