La disidencia

Ahora que esta tan de moda el Cardenal Sarah. En su último libro publicado dice, en su último capítulo, que los cristianos hoy somos unos disidentes y pienso que no le falta razón.

Somos disidentes porque rechazamos que se pueda acabar con la vida de una persona de manera unilateral como es en el aborto. Somos disidentes porque rechazamos que no se pueda proteger el amor verdadero de manera indefinida. Somos disidentes porque pensamos que los hijos pertenecen a sus padres y no al Estado.

La disidencia lleva a la resistencia y, como aparecía ayer en un tuit de Jóvenes Católicos, a difundir la verdad. Santo Tomas dice que la fortaleza se ejercita también cuando uno resiste los envites del enemigo.

Hoy el cristiano de la calle, el que pasea por las aceras, tiene el derecho y el deber de defender la Verdad porque si hablamos de un cuidar un medio ambiente natural donde puedan vivir generaciones futuras también debemos hablar de cuidar un medio ambiente moral donde puedan vivir nuestros hijos.

Robert Tyrrel