Cómo hacer un niño blandito

En una artículo de el diario El Mundo nos muestra cómo los niños de ahora están tan sobreprotegidos que tenemos una generación de blanditos.

Dice Gregorio Luri que la educación del carácter es tan tradicional en ciertos colegios británicos como para que haya llegado a nuestros días una frase atribuida al Duque de Welington: «La batalla de Waterloo se empezó a ganar en los campos de deporte de Eton».

Cuando los padres llevan las mochilas de los niños o abuchean a los árbitros en un partido de fútbol, no está permitiendo que su hijo sea el que reaccione. Como bien dice  Luri, «ahora mismo en España les fomentamos la náusea en lugar del apetito».

Alfonso Aguiló, profesor experimentado, en uno de sus libros ha explicado que cuando una familia quiere que sus hijos no pasen las dificultades por las que sí pasaron ellos la sociedad se vuelve más cómoda, blanda, menos esforzada.

Te recomiendo que leas completo el artículo de El Mundo