En el programa Masterchef Junior los niños no dejan de sorprendernos con su naturalidad, espontaneidad y sencillez.

En este vídeo, Pepe le dice a los de su equipo que le ha rezado a la Virgen de su pueblo para ganar la prueba que están realizando. Pero mira como acaban rezando el Jesusito de mi vida Pepe y el pequeño Juan

Artículo anteriorEl Agua
Artículo siguienteMerece la pena entregarse plenamente a Jesús. Yago Solá