Falsa acusación contra un sacerdote

En un artículo que publica Aleteia, leemos que Isaí Ernesto Mendoza, de 36 años, uno de los acusadores de abuso sexual contra un sacerdote en El Salvador, se retractó ante un tribunal del país, admitiendo: “Todo lo que dije es falso. Quiero pedir disculpas públicas por las declaraciones que hice falsamente ante el arzobispado”. 

Este sacerdote, Antonio Molina, fue expulsado por El Vaticano del estado clerical, tras ser acusado y condenado por organizar supuestas orgías y haber abusado de Mendoza cuando era monaguillo.

“¡Me siento como desde el inicio, pues, inocente. Contento también, no puedo mentir que me siento satisfecho. Doy gracias a Dios que terminó toda esta historia. Todavía no sé qué viene pero ya lo afrontaré con mayor paciencia y serenidad. Lo que sí creo que vale la pena es que sepas que yo no tengo odio, ni rencor, ni deseos de venganza con nadie», ha declarado el sacerdote.

Puedes leer este artículo completo en Aleteia