Las bonitas palabras no son suficientes

Como leemos en un artículo publicado en familias.com el amor se demuestra no sólo con palabras, sino que necesita que esas palabras sean respaldadas por por hechos.

Un te amo, se demuestra con un beso dulce y cálido por las mañanas, con un encuentro romántico, un escuchar y muchos otros detalles que a ella le hagan sentirse valorada.

Cuando dices «te extraño» se demuestra con detalles tiernos y amorosos, un mensaje de texto, una nota pegada en el refrigerador, una llamada inesperada, un obsequio sorpresa.

Si dices «eres el amor de mi vida», se trata de estar con la pareja en las buenas y en las malas situaciones de la vida, de solucionar en conjunto sus adversidades, de compartir la crianza de los hijos, de tener metas y sueños, de alcanzar y luchar por un objetivo común.

Amar con palabras demostradas con hechos es por pura coherencia.

Puedes leer más sobre este tema en Familias.es