Como ya adelantamos aquí, como cada año, el 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, un grupo de personas se reunían ante la clínica abortista Dator de Madrid, para rezar el Rosario y denunciar la matanza de inocentes.

Y como cada año, se ha vuelto a detener al Dr. Poveda en la puerta del centro abortista. Si escuchas atentamente el vídeo, puedes oír cómo los asistentes están rezando el Rosario.

 

Artículo anterior¿Por qué se hizo católico el antiguo capellán de la reina de Inglaterra?
Artículo siguientePor favor, no me olvides