Un censo, un niño, los pañales, los pastores… pero sobre todo, la luz que vence a la noche, la esperanza que disipa las tinieblas del pecado.

Artículo anteriorBlanca ha encontrado su vía para llegar al cielo.
Artículo siguiente7 trucos para tener más FUERZA DE VOLUNTAD