Blanca ha encontrado su vía para llegar al cielo.

Blanca Fabra, de 17 años, se incorporó a Regnum Christi la pasada fiesta de Cristo Rey. Ella explica en la web de Regnum Christi que ha sido una decisión muy meditada, clara y madura.

“Me incorporé al Regnum Christi en Cristo Rey porque considero que es la vía que Dios ha preparado para mi felicidad, mi vía para llegar al cielo». Su primer contacto con RC «fue «impuesto» por mis padres, yo era muy pequeña, y eran ellos los que decían qué hacía y qué no. Pero cuando ya tuve una cierta edad, fui yo la que decidí seguir yendo, mis padres no me lo imponían».

El apostolado con niñas que viene haciendo desde hace unos años «me transmite tanto que quiero que forme parte de mi vida siempre».

«Creo que tenemos que encontrar eso que nos ayuda a vivir como santos y, sin duda, para mí es el Regnum Christi”, concluye Blanca.

Pues leer su testimonio completo en Regnum Christi