Un año en Hakuna

Hakuna es una asociación que ayuda al crecimiento de la vocación cristiana como vida en el Espíritu, y al estilo de Cristo. Y así lo podemos leer en un artículo que ha publicado Alfa y Omega en el que ha entrevistado a Jacobo, uno de sus integrantes.

Jacobo explica así lo que ha supuesto para él, después de un año formando parte de sus filas: «A mí me gusta mucho decir que Hakuna me ha hecho conocer a Dios. Yo antes pensaba que sabía quién era, y en Hakuna me di cuenta, realmente, de que fue donde le conocí». Ha descubierto que para ser feliz en el Cielo, tiene que serlo en la Tierra y ahora él es feliz.

El pilar central de esta asociación es la Eucaristía y, en torno a ella, promueven horas santas a las que acude muchísima gente y muchas otras actividades. Recientemente han celebrado una Misa de acción de gracias presidida por el Arzobispo de Madrid, el Cardenal Osoro en la decenas de integrantes de Hakuna se han convertido en «pringados». Estos son los que se compromete a cuidar el regalo de Dios –que es Hakuna– y a vivir acorde a las enseñanzas de Cristo.

La música también es una parte importante porque, según explica Jacobo, se llega más rápido a los jóvenes y ademas sus canciones son para vivirlas.

En artículo completo puedes leerlo en Alfa y Omega