La promesa hecha a un amigo. – [Orar con GPS]

En alguna ocasión cuando se aconseja a alguna persona meditar el Evangelio, siempre hay alguien que dice: –La mala suerte es que te encuentres con la genealogía. Se lo toman como una cosa chistosa. No es posible sacarle partido a la meditación de Abrahán engendró… David engendró… Pues con la ayuda del Espíritu Santo vamos nosotros a intentar sacarle partido.