Los Scouts me ayudan a ver a Dios en lo cotidiano

María Bentabol tiene 22 años y pertenece a los Scouts de Málaga y Melilla desde que era muy pequeña.

La Diócesis de Málaga publica su testimonio: «Los Scouts me han aportado una serie de valores con los que he crecido: compartir, estar siempre listos, trabajar en equipo, respetar a los demás, valorar lo que tenemos, ver a Dios en las cosas más cotidianas y un largo etcétera. Son muchas las cosas con las que me ha enriquecido como persona y que llevo a mi día a día, tanto en mis estudios como en mi relación con los amigos y la familia».

Su lema es «siempre listos», como el de los Scouts, porque siempre procura estar preparada ayudar a quien lo necesite, «con las manos preparadas y libres para ayudar».

Este testimonio puedes leerlo completo en Diócesis de Málaga