Las monjas de «Diosidencias» necesitan una casa para vivir

Las Hijas del Amor Misericordioso son una comunidad de vida consagrada que actualmente cuenta con 61 religiosas y 300 laicos y crece continuamente gracias a las nuevas vocaciones. “Nosotras vivíamos en la casa de Quintana y un día colgamos un cuadro de Juan Pablo II en el salón de la casa. Desde entonces empezaron a llamar chicas a la puerta y en solo 6 años vinieron más de 20″.

Actualmente viven «de prestado» en el convento de las Rozas porque se lo cedieron hasta que los propietarios lo vendieran. Ha llegado el momento y se tienen que ir antes del 28 de febrero.

Su carisma es vivir y trasmitir una fe y una confianza filial en Dios, abandonadas a su Divina Providencia en todos los aspectos de la vida, así como la cercanía y ternura del amor misericordioso de Dios por los hombres. Para ello organizan, sobre todo, ejercicios espirituales y cuentan con el canal de YouTube Diosidencias

«La madre Marimí, superiora del convento, nos está catequizando en vivir este desconcierto con el espíritu del Adviento, en el del desconcierto de San José, que no tiene dónde alojarse, precisamente en vísperas de la Navidad”, explica Jesús García, director de cine y miembro laico.

Las propias familias de la rama laica ya se están organizando entre ellas para hospedar a las 61 hermanas, repartidas por sus propias casas, por si llegara el plazo de desalojo sin una solución.

Puedes leer más sobre esta noticia y sobre cómo ayudar en Religión en Libertad