Hoy los novios necesitan más ayuda

La Subcomisión de Familia de la Conferencia Episcopal ha hecho público un itinerario para acompañar a los jóvenes que están viviendo su noviazgo hacia la vocación matrimonial, leemos en un artículo que publica Alfa y Omega.

A diferencia clásico cursillo prematrimonial, se pretende «acompañar a los novios en el propio discernimiento a la vocación matrimonial y en el reconocimiento de la verdadera elección del futuro cónyuge»

Ya la exhortación Christus vivit resaltaba la necesidad de una mejor preparación y  formación ante tantos fracasos matrimoniales y «esto requiere educarse a sí mismo, desarrollar las mejores virtudes, sobre todo el amor, la paciencia, la capacidad de diálogo y de servicio».

Para poner en práctica este itinerario, La Subcomisión de Familia ofrece a catequistas un curso de preparación.

Puedes el artículo completo en Alfa y Omega