La ilusión de Héctor, un niño en silla de ruedas, es que la Agrupación Musical Virgen de los Reyes de Sevilla le tocara Reina de Reyes.

En una jornada de música por las calles, ocurrió un hecho inesperado. Para emoción de todos, sobre todo para Héctor y sus padres, la banda rodeó al pequeño y tocó su pieza favorita.

Mirad las caras de felicidad.

Vídeo publicado por Rafael Larrubia en su muro de Facebook

Artículo anteriorA los amigos sí se les regala algo, se les regala lo mejor
Artículo siguienteDe nuevo Los Secretos