Mientras ponemos el Belén en nuestras casas, le vamos diciendo al Niño que queremos adorarle, con el villancico del colegio Lo Tilos, de Madrid: Te quiero adorar

¿Te sumas?

Artículo anteriorFallece un joven sacerdote a los 4 meses de ser ordenado
Artículo siguienteEl desconcierto de un Santo