Fallece un joven sacerdote a los 4 meses de ser ordenado

Diego Omar Peña, joven colombiano, antes de sentir una llamada al sacerdocio, estaba alejado de la fe. Pero cuando le llegó la enfermedad, un cáncer, inició un proceso de conversión, que junto a la superación de este mal le condujo a “buscar una cercanía con Dios y la Iglesia”.

Como leemos en Aciprensa, “comenzó a frecuentar y participar en las celebraciones litúrgicas que se daban en su vereda y lentamente comenzó a experimentar, lo que él ha reconocido como, ‘un llamado muy fuerte del Señor, manifestado de múltiples maneras’ al ministerio sacerdotal en la Iglesia”.

Cuando ingresó en el Seminario no había ningún rastro del cáncer, pero al tiempo volvió a aparecer. Diego «Se ha distinguido por enfrentar este momento tan difícil desde una profunda unión de su sufrimiento con la pasión de Cristo y haciendo palpable una serenidad envidiable frente a la realidad de la muerte”, afirmó su Obispo.

Debido a los signos de madurez que mostraba y a su deseo de ser ordenado sacerdote antes de morir, el Obispo realizó una consulta a la Congregación para el Culto Divino y la disciplina los Sacramentos que autorizó su ordenación diaconal y sacerdotal.

El día 4 de diciembre falleció Diego Omar Peña, a los 4 meses de su consagración. Dios lo tenga en su gloria. D.E.P.

Este artículo completo puedes leerlo en Aciprensa