Los Milagros de la Virgen de Guadalupe

Alejandra, con 2 añitos, ya ha tenido la suerte de que la Virgen actúe en ella de forma palpable. Junto a sus padres y sus cuatro hermanos forman la familia mejicana Junco Díaz. Portaluz nos cuenta este testimonio.

Un día, estando jugando en su habitación, se cayó de la cama y se dio un tremendo golpe en la cabeza. Lo que en principio parecía que no tenía importancia se empezó a complicar. Empezó quedarse como dormida, tuvo vómitos y al llegar al hospital empezó a convulsionar. Los médicos no daban muchas esperanzas.

Era el día de la fiesta de la Virgen de Guadalupe y sus padre se encomendaron a ella y pronto estarían rezando muchas personas pidiendo a la Virgen la curación de la pequeña.

Del hospital en el que ingresó la derivaron a otro, donde le vieron un derrame cerebral por lo que la derivaron a un tercer hospital. Cuando llegó a éste, milagrosamente, la niña no tenía nada.

«Su hija no tiene nada, literalmente. Puede pasar a verla». Yo esperaba encontrármela acostada, pero ya estaba sentadita. Me vio y me abrazó, me preguntó por todos sus hermanos”.

Ellos están seguros de que la Morenita les hizo un milagro

Puedes leer en Portaluz el testimonio completo